viernes, 22 de mayo de 2009

ESTREÑIMIENTO

ESTREÑIMIENTO
Definición

Evacuación poco frecuente o difícil de las heces. Se trata de la evacuación de heces más o menos duras, cada 3 a 5 días. Algunas personas dicen estar estreñidas cuando defecan menos de dos veces al día, y otras dicen estarlo cuando evacuan menos de dos veces por semana. Dada esta variabilidad, lo que im-porta es lo que cada uno considera normal en su caso. Pero si el estreñimiento dura más de dos semanas, hay que acudir al médico.
No existe un número ideal de veces para evacuar los intestinos. Cada persona tiene su ritmo y es muy importante que éste se mantenga estable. Si se produce un cambio de hábitos intestinales y éste per-siste, es necesario consultarlo al especialista. Todos sufrimos estreñimiento en alguna ocasión, y sólo cabe plantear un tratamiento si el problema persiste o resulta incómodo.
La falta de fibra en los alimentos ingeridos hace que las heces se ablanden, de forma que cuando las ondas peristálticas del colon intentan empujar las heces hacia el ano, una parte de ellas se mueven en dirección opuesta. Si el organismo advierte deficiencias puede ralentizar el movimiento de los alimentos a través del intestino delgado para dejar más tiempo para la absorción. Este hecho puede parecernos estre-ñimiento simplemente porque no hay nada que eliminar. En el colon (intestino grueso), se absorbe la ma-yor parte del agua de los alimentos y bebidas. Si existe deshidratación – y la mayoría vivimos en estado de deshidratación- el colon se mueve más lentamente para dar más tiempo a la absorción de agua.
• Dado que el estreñimiento puede deberse a déficit en el organismo o deshidratación y afectar a las heces blandas o duras, no existe un único tratamiento que pueda beneficiar a todos los pacientes. Es importante conocer la causa del estreñimiento para elegir el tratamiento adecuado.”

Sintomas: sensación de plenitud, cefaleas, mal sabor de boca, irritabilidad, distensión abdominal.

Causas.
• El intestino no se contrae lo suficiente, por debilidad de la musculatura abdominal, por falta de tono de las vísceras (falta de gimnasia).
• Insuficiencia biliar.
• Las heces carecen de volumen.
• El intestino se mueve más lentamente para dedicar más tiempo a la absorción de alimentos y de agua. Falta de movimientos peristálticos... colon vago.
• Incapacidad de relajar los músculos del esfínter anal. Se produce en estados de tensión y ansiedad, y con frecuencia procede de la infancia y la adolescencia, y frecuentemente puede durar muchos años.
• Las heces son demasiado gordas y duras y no pasan por el ano sin dolor. Las deposiciones duras son otra causa habitual, y el resultado de la combinación de factores dietéticos (como una dieta rica en carne y grasas) y la retención de las heces en el colon durante bastante tiempo, lo que produce una excesiva absorción del agua de la materia fecal.
• Errores en la dieta: Alimentación inadecuada... alimentos refinados y desnaturalizados, falta de fi-bra en la dieta, por comer mucha carne y productos lácteos, padecer alergia a ciertos alimentos. Falta de agua (deshidratación), por ingerir pocos líquidos.
• Por una mala higiene de vida (no tomarse tiempo para ir al baño). Cambios en los hábitos de eva-cuación intestinal (por ejemplo, la contención en ir al lavabo cada vez que se da la sensación de eva-cuar
• Trastornos respiratorios o cardiacos. Entre los primeros en enfisema y la debilidad del diafragma pueden dificultar la evacuación intestinal.
• Desnutrición y rigidez muscular.
• Algunos medicamentos utilizados para tratar el insomnio, la depresión y otros problemas, así como algunos diuréticos y anestesias.
• Factores psicológicos como la vergüenza si se necesita ayuda para ir al baño o el hecho de tener que hacer las necesidades en un lavabo que no es el de casa.
• Estrés o tensión psíquica, ansiedad, ritmo de vida acelerado.
• Abuso de laxantes o enemas.
• Lesiones congénitas (megacolon = colon grande o colon más pequeño de lo normal).
• Lesiones mecánicas (curva cerrada, intestino delgado que aprieta y no deja pasar), y que lo soluciona la osteopatía visceral que vuelve el colon a su sitio.
• Pies fríos es causa de estreñimiento.
• La falta de ejercicio, vida sedentaria .
• Por contener las heces demasiado tiempo
• Por el uso de laxantes con frecuencia
• Embarazo
• Otros: problemas intestinales (colon irritable o diverticulosis), diabetes con disfunción nerviosa, tu-mores cerebrales, parálisis y debilidad muscular, hipotiroidismo, exceso de calcio en la sangre, dis-minución en los niveles de potasio y sodio, anorexia.

Patologías relacionadas

• Estados de malestar general.
• Cefaleas. Mucha gente que sufre periódicamente de estreñimiento padece también de jaquecas, deri-vadas en este caso del mal funcionamiento del hígado, órgano que sufre alas consecuencias de la falta de evacuación.
• Autointoxicación
• Congestión .... aumento del flujo sanguíneo en la zona
• Hipertensión
• Trastornos de la digestión: Trastornos intestinales. Colon irritable.
• Cáncer de colon
• Artritis
• Reumatismo
• Enfermedades de la piel : erupciones
• Alteraciones del sistema nervioso (depresión, irritabilidad, migrañas).
• Hemorroides y fisuras anales
• Cálculos y piedras en la vesícula.
• Várices (la compresión de las venas producida por la acumulación de heces dificulta la circulación de la sangre). A largo plazo, la compresión en el intestino puede afectar seriamente a las venas ab-dominales, conectadas con la circulación de las piernas, y producir su hinchazón.
• Aumento del colesterol (las heces, aún destinadas a evacuarse, tienen alimento en su interior, entre ellos mucha bilis, extremadamente rica en colesterol). A causa del estreñimiento la bilis permanece más tiempo de lo normal en nuestro sistema digestivo y es absorbido por el intestino en lugar de eli-minarse por los excrementos. Esto produce un aumento paulatino del índice de colesterol en la sangre y no disminuirá a pesar de que tomemos una dieta especial.
• E incluso apendicitis.


• Ver Rev. Esencial Nº 5, págs 48-52: “Estreñimiento ¡ Eliminalo naturalmente!”
• Ver: Rev. Esencial Nº 14, págs 34-38 : “Estreñimiento ¡Eliminalo ya!”
• Para estreñimiento en niños ver Rev Fitomédica nª21 pag 16 “Consultorio

PSICOSOMÁTICA

La falta de tono revela una tensión psicológica cuando estamos tratando de con-trolar los acontecimientos o las circunstancias. Está el estreñimiento relacionado con la inseguridad. Renunciar al control implica tener mucha confianza en la vida. La preocu-pación por los acontecimientos provoca preocupación, constricción y el colon tiene mu-cho que ver con los procesos mentales. Los psicólogos que dicen que el colon tiene que ver con la vida muy terrenal dinero, supervivencia material.

TRATAMIENTO HIGIENICO

• Esta patología corresponde, en general, a errores en la dieta y/o una mala higiene de vida (uno no se toma el tiempo de ir al baño, por ejemplo). Por tanto hay que acon-sejar ir a sentarse unos minutos en el baño todos los días (1 o 2 veces al día), a la misma hora con un horario fijo elegido por el paciente, con el fin de reeducar el re-flejo de evacuación intestinal, tanto si hay ganas como si no las hay.
• Tomar nota de la evacuación diaria del intestino y de las características de las heces.
• Beber agua a sorbos en ayunas, y mejor si es tibia. Pues hay un estímulo directo en-tre la garganta y el recto. Beber un vaso de agua fría en ayunas (se favorecerá la evacuación) y un mínimo de 4 a 5 vasos diarios. Tomar líquido fuera de las comi-das. Beber de un litro y medio a dos litros de agua cada día. Se combate el estreñi-miento y se depura el organismo. Conviene tomar unos 8 vasos de agua diarios. También es beneficioso tomar una bebida caliente una media hora entes de la hora en que se suela evacuar.
• Automasaje abdominal o Masaje intestinal, que sea profundo y en el sentido de las agujas del reloj. Se debe comenzar por la parte infeerior derecha, siguiendo el tra-yecto natural de los intestinos. .
• Evitar el uso prolongado de laxantes irritantes.
• Evitar pies fríos
• Evitar uso de fármacos. Nunca tomar laxantes de farmacia, ya que lo único que hacen es acostumbrar al cuerpo a no actuar por sí solo cuando no se toman. Hay que ser paciente e ir al baño cada día, aunque no se tengan ganas. Hay que procurar evi-tar los laxantes de uso regular, que pueden tener un efecto debilitante a largo plazo sobre el colon y su musculatura.

El recurso más fácil para afrontar el estreñimiento es la toma de laxantes, pero aunque éstos sean de origen natural, no es conveniente tomarlos de forma asidua.

Denominamos laxantes o preparados para la regulación intestinal a aquellos pro-ductos que aumentan el ritmo intestinal dando lugar a una mayor frecuencia de las de-posiciones. Se hallan entre lo medicamentos más vendidos actualmente, aunque muchas veces el problema surge cuando tras los productos suaves se empiezan a tomar otros más fuertes, a los cuales se habitúa el organismo dejando de reaccionar ante su presen-cia, con los consecuentes problemas de salud que esto puede ocasionar.

Además los laxantes químicos irritan la mucosa del intestino grueso y, cuando se usan con frecuencia, acaban produciendo una colitis o irritación crónica de la mucosa intestinal, un trastorno difícil de curar. Por todo ello es necesario consultar el empleo a de cualquier clase de laxante a un especialista o tomarlos como solución esporádica y durante cortos períodos de tiempo.

• Las irrigaciones colónicas son adecuadas en ocasiones, pero no deben considerarse como tratamiento del estreñimiento.
• Evitar prendas que aprieten el abdomen.
• Evitar el sedentarismo. Hacer ejercicio físico de forma moderada (natación, paseos) y con regularidad.
• Hacer algunos ejercicios físicos todos los días (la constancia cuenta más que la du-ración o la intensidad de dichos ejercicios) como: andar con respiraciones, andar después de comer, gimnasia abdominal y respiratoria. Conviene hacer ejercicio para favorecer la digestión y no contener mucho tiempo las heces (se debe ir al baño en cuanto se tenga la necesidad).
• Evitar las situaciones de deshidratación, como realizar ejercicio sin tomar líquido, el alcohol, la cafeína y un exceso de alimentos dulces o picantes. Estos últimos empu-jan agua hacia el intestino y evitan que la reciban los tejidos. Por eso en cuanto a la alimentación se deben eliminar tóxicos: café, tabaco, bebidas gaseosas...
• Aprender a relajarse o controlar mejor su estrés. El estreñimiento hay que tomárselo con calma. Los factores psicológicos influyen negativamente en la recuperación de una evacuación normal.
• Acupuntura
• Las bacterias intestinales son esenciales para el proceso digestivo. Una dieta inade-cuada y el uso de antibióticos, directamente a partir de los remedios o indirectamen-te mediante la ingesta de alimentos que contienen estos elementos, pueden alterar la flora intestinal y causar estreñimiento. Corrija esta situación con Acidophilus de buena calidad (2000 millones de microorganismos con cada comida) durante un mí-nimo de un mes.
• En niños, antes de adoptar cualquier medida, acude al médico y modifica la dieta.
• Ver Rev. Vital nº 34 págs 44-45: “Estreñimiento 15 consejos ayuvédicos”: se seña-lan entre otros:
• Es mejor usar la batidora que la licuadora;
• Regularidad de horarios: la regularidad en horarios de trabajo, comidas y horas de descanso, contribuye también a equilibrar y, por tanto, a prevenir o combatir el estreñimiento.
• Meditación
• Yoga
• Evacuar a diario. No retrasar la necesidad de defecar. Procura hacerlo siempre a la misma hora y dedicarle el tiempo que se necesite. Un momento adecuado es tras el desayuno o el almuerzo-
• Ingestión diaria de líquidos
• Calor local
• Posición anatómica

TERAPIAS MANUALES

• La reflexología podal está muy indicada.
• Masaje abdominal (en el vientre)

FITOTERAPIA

Existen una serie de plantas medicinales que tienen efectos más o menos laxantes, ya que estimulan el intestino (zaragatona, alcaravea, frángula, sen, cascara sagrada), pe-ro que no deben utilizarse regularmente durante mucho tiempo, ya que el organismo se acostumbra a ella, por lo que no son aconsejables:

Cascara sagrada: se usa tradicionalmente en el tratamiento del estreñimiento. Pero debe usarse con precaución, ya que se ha observado que la toma de estos productos con asiduidad produce una coloración muy oscura (casi negra) de la pared intestinal, lo que podría tener consecuencias nocivas para el organismo, aunque todavía se desconocen.
Frángula. Es un purgante enérgico aunque su desecación la convierte en un laxante suave.
Sen.- Se utilizan tanto las hojas como sus frutos alados. Se trata de un laxante más potente que la frángula. Se prepara hirviendo de cinco a siete hojas o frutos durante cin-co minutos y dejándolo reposar otros cinco. Puede dar retortijones, en tan caso usarlo sólo en infusión sin hervirlo.

------------------
En cambio si resulta adecuado el uso de:

• Semillas de lino. Tienen una elevada cantidad de fibra dietética, además de otras sustancias que estimulan el movimiento intestinal. La mejor forma de tomarlas es dejando dos o tres cucharadas de semillas en maceración con agua durante la noche. A la mañana siguiente, se deberá tomar las semillas pero también el agua en la que han estado en reposo.
• Zaragatona.- Si se padecen muchas flatulencias, es preferible cambiar las semillas de lino por las de esta planta. Las semillas al ser de menor tamaño, suelen causar menos incomodidades. Se puede tomar en las mismas dosis que las semillas de lino,
• Tisanas colagogas (para aumentar la bilis del intestino): alcachofera, boldo, fumaria.
• Laxantes no antraquinónicos: Diente de León, Frángula.
• Fucus (es un laxante suave).
• Eupatorio (en infusión)
• Activar movimientos peristálticos para dar tonicidad: Lino, zaragatona, achicoria.
• Plantas para evitar putrefacciones: anís, hinojo.
• El regaliz, el jenjibre, el diente de león, la raíz de lengua de vaca y la bardana son eficaces contra el estreñimiento.
• El café puede ser un buen laxante si se toma de forma eventual; en cambio, bebido de manera rutinaria impide que el intestino siga sus ritmos naturales,

Tratamientos:
• Se toman 5 g de semillas de lino enteras, dos o tres veces al día. No hay que olvidar-se de beber al menos un vaso de agua, pues de lo contrario la linaza puede acumu-larse en el intestino.

HIDROTERAPIA

• Si se encuentra en una fase aguda: lavativas o enemas, fría si hay atonía, caliente si hay espasticidad. Contraindicado en el embarazo.
• Si es crónica baños de asiento de 2 a 3 veces seguidas (y que los pies estén calientes a temperatura creciente) .
• Si el intestino es vago, dar baños de asiento fríos, o lavado vital.
• Activar el intestino con compresas de agua fría sobre el vientre.
• Lavados
• Chorros fríos de toda la pierna en fase de mantenimiento y pisar agua.

GEOTERAPIA

• Lavativas de agua arcillosa cuando hay úlceras en el colon.

SUPLEMENTOS DIETETICOS

1ª Fase:
• Lactobacilus o ácido láctico (“Lacticol”= Jugo de Chucrut)
• Polvo de roca
• Salvado de Trigo
• Glucomanano
• Carbonato de Magnesio

2ª Fase:
• Polen
• Levadura de cerveza viva.
• Semillas de lino
• Algas: Hiziki, agar-agar.

BIOSALES DE SCHÜSSLER

• Natrum muriaticum.- Estreñimiento alternado con diarrea, estreñimiento crónico, estreñimiento con dolor anal. Evacuación dura, seca, que producen ardor y fisuras en el recto. Está producido por sequedad de las mucosas intestinales. Estreñimiento con hemorroides y heces duras en bolas, ardor y picor y perianal tras la defecación, fístulas anales. Por sequedad de la mucosa intestinal.
• Kalium sulphuricum.- Estreñimiento crónico. Diarrea amarilla y viscosa, alternan-do con estreñimiento.
• Ferrum phosphoricum.- Estreñimiento con dolor anal. Deposiciones difíciles de heces duras. Estreñimiento por anemia.
• Magnesia phosphorica: Estreñimiento infantil. Estreñimiento con heces escasas lí-quidas.
• Kalium muriatricum.- Estreñimiento con lengua saburral. Estreñimiento con heces claras y arcillosas. Estreñimiento crónico, con molestias abdominales generales.
• Silicea.- Con difícil expulsión de heces.

OLIGOELEMENTOS

• Mn-Co 1 amp. diaria durante 2 meses. Suele regular los espasmos ineficaces en el estreñimiento del distónico.
• Mg 1 amp. diaria al acostarse durante 2 meses. Permite controlar los dolo-res y calambres en el estreñimiento del colítico. En estreñimiento crónico.
• Ni-Co 1 amp. diaria durante 2 meses. Si el estreñimiento se acompaña de fla-tulencias y fermentaciones. Interesante en las digestiones lentas.
• S 1 amp, diaria durante 2 meses. Controla el estreñimiento por insufi-ciencia hepatobiliar

HOMEOPATIA
• VerRev. Esencial Nº 5 pág 51en el artículo “Estreñimiento. Eliminalo naturalmente” hay el apartado “Combátelo con homeopatía”.

VITAMINAS Y MINERALES

Vitaminas: B1, B7, B10 (favorece la flora intestinal); C (antitóxico); la Vitamina J (pa-ra aumentar los movimientos peristálticos igual que la vitamina I); Y en general todas las vitaminas del grupo B.
• Minerales: Magnesio, en forma de carbonato de magnesio si hay problemas diges-tivos, y cloruro de magnesio si no hay problemas digestivos. Y también asimilado con calcio para que se absorba el Magnesio (en forma de dolomita o polvo de roca en general). Silicio para depurar los intestinos y mejor si es asimilado en levadura. Es conveniente utilizar las sales de magnesio para ayudar a la evacuación (el menos irritante es el hidróxido de magnesio)

La vitamina C, 2 g. con cada comida, puede actuar como laxante natural y utili-zarse durante períodos cortos si persiste un problema. Para niños menores de 14 años la cantidad debe ser la mitad.

DIETÉTICA

La modificación de los hábitos alimenticios debe ser prioritaria en el tratamiento del estreñimiento.

• Usar productos integrales.
En lugar de emplear productos elaborados con harina blanca, utilizar los productos elaborados con harina 100% integral. Pues en muchas panaderías llaman integral a la harina blanca a la que se ha añadido salvado.
• Tomar jugos vegetales de rábanos, apio y cebolla, con un efecto depurador y curati-vo sobre el tracto intestinal. Para que sean más efectivos añadirles linaza.
• Los aceites vegetales engrasan los intestinos por dentro. Puesto que es indispensa-ble aportar una cantidad diaria de lípidos para que el intestino grueso pueda realizar su trabajo correctamente, lo más indicado es ingerir aceites de semillas (linaza, sé-samo, girasol y pepitas de uva).
• El arroz integral es un eficaz laxante, ya que aporta gran cantidad de minerales y vitaminas del complejo B. Además es un cereal muy diurético, por lo que si se pa-dece estreñimiento resultará muy útil incluirlo en la dieta tomándolo dos o tres veces por semana.
• Consumir con frecuencia alimentos crudos ricos en sustancias de lastre (celulosa) como frutas (kiwis), verduras y ensaladas. Su aporte es absolutamente imprescindi-ble, ya que la dieta cruda nos aporta al mismo tiempo vitaminas, enzimas, minerales y oligoelementos. La celulosa de la fruta y la verdura, al igual que el salvado de los cereales integrales, provoca un barrido del intestino, estimulando su actividad y ace-lerando el paso de las heces.
• Cuando el exceso de proteínas animales permanece demasiado tiempo en el intesti-no, provoca procesos de putrefacción que dan lugar a toxinas intestinales y alteran el funcionamiento correcto de las mucosas. Consumir menos carne y más pescado azul: la situación mejorará notablemente.
• El exceso de sal puede ir acompañado de un déficit de magnesio y potasio, y a su vez, esta situación puede conducir a estados espasmódicos en la zona intestinal, fa-voreciendo el estreñimiento. Una buena solución a este problema pasa por asegurar un buen aporte de magnesio (mediante la ingestión de cereales integrales y legum-bres), y por reducir la ingesta de sal refinada.
• Tomar ciruelas frescas o secas. Hay que dejarlas en remojo durante toda la no-che y tomarlas por la mañana junto al agua. También se pueden ingerir en forma de compota, junto a la manzana, ya que es muy rica en pectina, una fi-bra soluble natural que ayuda a aliviar los problemas de estreñimiento.. Las ci-ruelas y las uvas pasas tienen comprobadas propiedades laxantes pero no hay que abusar de su consumo. Se recomienda ponerlas a remojar en agua durante 12 horas y comerlas antes de desayunar y por las noches.

Otras cuestiones que conviene tener en cuenta:

1. Masticar bien cada bocado, beber muchos líquidos y no comer deprisa.
2. Para aumentar la ingestión de fibra conviene comer más leguminosas, cereales ente-ros, pan integral, verduras y frutas.
3. Conviene comer diariamente: cinco piezas de fruta, una ensalada y un plato de ver-dura hervida.
4. También es muy importante beber un mínimo de ocho vasos de líquido caliente cada día.
5. Los alimentos que consumamos deben tener todo su “prana” (energía vital), lo que hoy día implica que además de ser integrales, deben ser de cultivo biológico, fres-cos, poco cocinados y fáciles de digerir.

Alimentos aconsejables: fruta madura, cereales integrales (mueslis), tapioca, pan integral, dátiles, legumbres, verdura fresca, espárragos, germinados, uvas y pasas, , algas (agar-agar y arame), germen de trigo, levadura, fermentados (chucrut); semi-llas (de sésamo), gomasio, semillas de lino como antioxidante que ayuda a los mo-vimientos peristálticos, melaza. Frutos: arándanos, droseras, higos, papaya o agua-cate, ciruelas, manzana, kiwi

• Alimentación rica en fibra (frutas, verduras, cereales, salvado). La fibra soluble forma geles si se mezcla con agua y se encuentra en alimentos como las legumbres, la fruta y la verdura. Entre la fibra insoluble, la más indicada para combatir el estre-ñimiento es el salvado. El salvado ayuda a combatir el estreñimiento pues estimula los movimientos peristálticos del intestino, pero para que surta efecto hay que beber por lo menos tres vasos de agua al día. Se aconseja tomar diariamente de una a tres cucharaditas de este cereal y aumentar poco a poco la dosis hasta un máximo de 15 gr al día...Se calcula que el consuno ideal de fibra oscila entre 20 y 30 gramos, can-tidad bastante difícil de alcanzar en dietas ricas en proteínas y grasas de origen ani-mal. Las fibras vegetales, en gran parte no digeribles y no absorbibles, aumentan el volumen fecal, a la vez que facilitan la expulsión de las heces a lo largo del colon. Determinados componentes de la fibra provocan además una absorción del líquido en la fase sólida, haciendo que las heces sean más blandas y facilitando su evacua-ción. En una dieta anti-estreñimiento se recomienda el consumo de frutas y verdu-ras, así como cereales que contengan salvado, tomados en la mayor cantidad que nuestro organismo tolere.

Los agentes formadores de volumen (como el mismo salvado) son los únicos laxantes adecuados para tomar durante un largo periodo de tiempo. Actúan lenta y suavemente y son las medicaciones más seguras para facilitar la evacua-ción de las heces. Su empleo perfecto se basa en un aumento gradual de la dosis. Es mejor tomarlos durante tres o cuatro días y con una cantidad de líquido suficiente (2 o 3 vasos de líquido adicionales diario), para prevenir el impacto de la medicación expresada antes de que se formen heces más blandas y de mayor volumen. Este tra-tamiento produce efectos naturales y no crea hábito. Un agente formador de volu-men puede cumplir las difíciles características de un normalizador bidireccional que en el caso de estreñimiento aumenta el peristaltismo y la evacuación fecal y en los estados diarreicos reduce el número de deposiciones acuosas.

• Evitar: el azúcar refinado, los alimentos y bebidas astringentes, el consumo de carne roja y charcutería.
• Reemplazar la leche de vaca por leche de soja
• Beber un mínimo de 2 litros de agua al día para asegurar, de este modo, una buena hidratación de los residuos

DIETA CONTRA EL ESTREÑIMIENTO CRÓNICO.-

Se aconseja cuando haya estreñimiento o para evitar su reaparición. Hay que re-cordar que se deben masticar bien los alimentos.

DESAYUNO
• Leche de avena con muesli o papilla de cereales integral.
• Una manzana con piel.
• Una infusión de malva con una cucharada de lino y un poco de miel.

COMIDA
• Ensalada a base de remolacha y zanahoria
• 2 o 3 patatas cocida con piel
• Verduras variadas al horno con aceite de oliva crudo y arroz integral
• Kefir.

CENA
• Yogur con copos de avena, ciruelas e higos secos (si se quiere variar, se puede optar por otros frutos secos como las nueces y las avellanas).

ANTES DE ACOSTARSE

• Dos cucharadas de salvado de trigo y una cucharadita de semillas de lino crudas.
• Una infusión de hojas y folículos de sen, cáscara sagrada y malva.

Cura de fresas porque las pepitas ayudan a los movimientos peristálticos. Caldo laxante a base de zanahorias, espinacas, cebolla o ajo. Y otro caldo laxante es a base de acelga + manzana con 3 cucharadas de aceite.

Se recomienda macerar toda la noche dos cucharadas soperas de semillas de lino con ciruelas pasas y tomarlas al día siguiente.

Otro remedio es tomar zumo fresco de dos manzanas con una cucharadita de zumo fresco de jenjibre diluido en un poco de agua 3 veces al día antes de las comidas.

Papilla de cereales recién molidos contra el estreñimiento.

• 10 g de cereales integrales, mejor recién triturados (no importa qué cereales se utili-cen, pero se recomienda variarlos)
• 10 g de semillas de lino
• 10 g de frutos secos triturados (nueces, almendras o avellanas, nunca cacahuetes).
• 10 gr. de frutas secas cortadas finamente (higos, dátiles, pasas, ciruelas...)
Sobre esta mezcla se vierte agua hasta que quede cubierta y se deja reposar toda la noche. A la mañana siguiente, se puede añadir algo de leche, yogur o suero de leche.
Se puede tomar para el desayuno, pero no conviene añadirle fruta fresca, puesto que semejante combinación puede producir manifestaciones de intolerancia digestiva.


Otro remedio:

Se toman solamente por la mañana entre una y cinco piezas de higos secos, ci-ruelas o pasas, después de dejarlas en remojo durante la noche. No hay que olvidarse tampoco de beber el agua utilizada para remojarlos, que tiene un excelente sabor.

Una receta sencilla y eficaz:
• Elaborar un potaje que contenga 1/3 de lentejas, 1/3 de copos de avena integrales y 1/3 de verdura de hoja condimentada al gusto . Es una receta sencilla que, tomada varias veces a la semana, previene el estreñimiento.
• Untuosidad interna y externa: La untuosidad interna (aceite de oliva en la dieta, (pero no en forma de fritos) y externa (masajes con aceite o simplemente la aplica-ción de aceite moderadamente calientes sobre la piel) son medidas correctoras del estreñimiento, al igual que tomar durante todo el día abundantes líquidos calientes.

En bebes con estreñimiento:

Para producir un efecto laxante, se da dos cucharadas soperas de zumo de naran-ja (es importante que sea bien dulce), sin diluir y tibio (se calienta al baño maría el zu-mo recién exprimido) dos o tres veces, después de la toma del pecho. Otra forma de laxarlo suavemente y alimentarlo a la vez es utilizando las semillas de lino: se pone en maceración (remojo) una cucharada pequeña de las de café en medio vaso de agua du-rante tres horas y se le da al niño una cucharada sopera del líquido (sin semillas) des-pués de cada toma de pecho. La maceración hay que prepararla cada día. Hay que tener paciencia para que surta efecto . La medre debería seguir una alimentación fresca y na-tural en un ambiente lo más tranquilo posible. La buena digestión de la madre repercute en la calidad de la leche materna y ésta a su vez en la buena digestión del bebé,

ZUMOTERAPIA

Espinacas, zanahorias, manzana, patata como reguladora (el caldo del hervido).

OTROS TRATAMIENTOS

• Acupuntura.- A una distancia de tres dedos por debajo del ombligo se encuentra el punto de acupuntura mar de energía. Se puede obtener mejoría aplicando una pre-sión creciente sobre este punto 2 veces al día durante 2 minutos en posición estirada.
• Moxibustión.- Si el problema es por tener el intestino demasiado largo, la moxibus-tión (estimulación con calor) de determinados puntos de acupuntura relacionados con el intestino grueso soluciona el problema. No con rapidez, como sería deseable, pero hay que considerar que si 25 sesiones pueden resolver un estreñimiento de más de 30 años de evolución, bienvenidas sean.
• Aromaterapia.- Pruebe a utilizar 6 gotas de aceite de romero en media taza de aceite de oliva, frotando la mezcla en el sentido de las agujas del reloj alrededor del abdomen 2 veces al día.

PRODUCTOS COMERCIALES:

Soria Natural
• Natusor 18: Malvasen. Tomar tres infusiones al día (De/Co/Ce).
• Capsulas Malvasen.
• Tomar un sobre después de las comidas de INULAC o 2 cucharadas al día de LACTICOL.
Oligoterapia
• Glucosor Azufre.

2 comentarios:

  1. Hola, me gusta mucho tu explicacion en cada tema.

    Sos medico Unicista?, si es asi o haces homeopatia , por favor, quisiera hacer una consulta.

    Sino, de todos modos gracias, ya q es muy interesante todo lo expuesto, espero tu contestacion, gracias.!

    fuerzamarina.

    ResponderEliminar